miércoles, 22 de julio de 2015

Carlos V: política interior y política exterior. [Historia de España. 2º Bachiller]




A. Introducción

Carlos I fue el primer rey que ocupó al mismo tiempo los tronos de Castilla y Aragón (1516-1556). Era hijo de Felipe el hermoso y Juana la loca, hija de los Reyes Católicos, de modo que era nieto de estos últimos. Así mismo, supone el cambio de dinastía entre la Casa de Trastámara y la Casa de Austria o dinastía de los Habsburgo. Heredó los reinos de Castilla, Aragón y Navarra, así como las posesiones en Italia, norte de África, Islas Canarias y América. Por el lado paterno, fue heredero de los Países Bajos, el Franco condado, el sur de Alemania, Austria, el Tirol y la corona imperial bajo el nombre de Carlos V. Se casó con su prima, Isabel de Portugal, y fruto de este matrimonio nace su heredero Felipe II. 

B. Desarrollo

I. POLÍTICA INTERIOR

Carlos I generó una gran oposición entre sus reinos castellano-aragoneses motivada por:

1.        Origen extranjero del monarca, que no hablaba ninguna de las lenguas de la Península Ibérica.

2.        Todos sus consejeros y colaboradores también son extranjeros, provocando el rechazo de las Cortes.

3.        Las riquezas de su reinado provienen, principalmente, de los impuestos castellano-aragoneses y de los metales procedentes de las Indias.

4.        Todo esto dio origen a múltiples revueltas internas.

1. La revuelta de las Comunidades (1520-1522)

Varias ciudades castellanas se autoproclamaron como una comunidad, oponiéndose a la autoridad real y a comuneros.
sus representantes. Las comunidades en rebelión fueron Toledo, Segovia, Salamanca, Zamora, Ávila, Cuenca y Madrid. Los partidarios de la revuelta recibieron el nombre de

Entre las reformas y condiciones que quieren imponer al monarca podemos citar:

1. Prescindir de los consejeros extranjeros.

2. Aceptar la voluntad del reino reflejada en los representantes del mismo en las ciudades (procuradores).

3. Limitar el poder real.

4. Reducir los impuestos.

5. Proteger la industria textil.

6. Reducir el poder de la nobleza y aumentar el poder de los plebeyos.

Los comuneros fueron derrotados en la Batalla de Villalar y sus líderes fueron ejecutados.


2. La revuelta de las Germanías (1519-1523)

Las germanías eran hermandades armadas creadas por los gremios de las ciudades costeras de Valencia para protegerse de los piratas. Las ciudades se negaron a someterse al representante del monarca y se rebelaron contra los señores feudales y sus siervos mudéjares. 

Pretendían lo siguiente:

1. Abolición de la jurisdicción señorial.

2. Abolición de los impuestos feudales.

3. Dominio de los municipios en manos de los gremios.

En Mallorca se produce una rebelión similar protagonizada por artesanos y campesinos enfrentados a nobles y mercaderes.

3. Consecuencias de las revueltas

La monarquía fue la gran vencedora. Se impuso a las ciudades y a las Cortes, viendo reforzado su poder ante una nobleza que había sido incapaz de sofocar las rebeliones.

Se decreta la expulsión de los mudéjares de la Corona de Aragón, o bien su conversión forzosa al cristianismo (convirtiéndose en moriscos).

La política exterior de Carlos I, muy ambiciosa y costosa, pudo así ponerse en marcha sin encontrar apenas resistencia.

II. POLÍTICA EXTERIOR

Carlos V (desde 1520 hasta 1558) tenía en sus manos un gigantesco imperio formado por reinos muy heterogéneos y distantes entre sí, resultando muy complicado mantener la unidad entre ellos. Su política exterior tiene como principal objetivo la defensa de estos territorios.

  
Hay dos ideas básicas en su política exterior:

1.        Mantener la monarquía cristiana universal. En unos reinos que tienen muy poco en común, esto se convierte en el principal instrumento para conseguir la unidad ideológica.

2.        Conservar toda la herencia familiar. Para ello tiene que recurrir a continuas guerras contra sus tres principales enemigos: el rey de Francia, el Imperio turco y los príncipes alemanes luteranos.

Para financiar los tremendos costes de estas empresas, sobre todo en el terreno militar, Carlos V dispuso de unos enormes ingresos que no llegaban a cubrir todos los gastos. Este despilfarro económico provocó el endeudamiento de la corona, que tuvo que recurrir a préstamos y créditos de banqueros extranjeros.

Los ingresos provienen de:

1.      Impuestos castellanos (los nobles no pagan impuestos).

2.      Rentas abonadas por las Órdenes Militares.

3.      Oro, plata y otras riquezas procedentes las Indias (se acabó convirtiendo en la principal fuente de ingresos).

4.      Las tercias reales, procedentes de una parte del diezmo cobrado por la Iglesia.

1. Guerras contra Francia

El Reino de Francia estaba rodeado por el Imperio de Carlos V, que impedía su expansión. Esto fue origen de una serie de continuas guerras que tuvieron a Italia como principal escenario. Francia se alió con los principales enemigos de Carlos V: el Imperio turco, los piratas berberiscos y los príncipes alemanes luteranos. Carlos V se apoyó en Inglaterra, que resultó imprescindible para defender los Países Bajos. Los Estados italianos apoyaron tanto a Carlos V como a los franceses.

Las guerras contra Francia tuvieron tres consecuencias principales:

1.        Conquistas territoriales en Italia. El ducado de Milán permitía comunicar por tierra todos los territorios del Imperio.

2.        Aumento del prestigio militar. Los ejércitos imperiales se convirtieron en invencibles.

3.        Ruina financiera. Las campañas militares generaron tal volumen de gastos que la deuda imperial aumentó considerablemente. La mayoría de los tratados de paz firmados con Francia se deben a la falta de recursos financieros.

2. Guerras contra el Imperio turco

En tiempos de Solimán el Magnífico, el Imperio turco vive su momento de máxima expansión. Ocuparon Belgrado, conquistaron Hungría y sitiaron Viena. Además, se aliaron con los piratas berberiscos del norte de África que asolaban las costas y las islas del Mediterráneo.

Las guerras contra los turcos se libran en un doble frente:

1.        Defensa de Viena. Principal amenaza a las posesiones de Carlos V en Europa.

2.        Defensa del Mediterráneo. El escaso poder naval de Carlos V terminó convirtiendo este mar en una zona muy insegura.

3. Guerras contra Alemania

La reforma protestante fue apoyada por algunos príncipes alemanes, que buscaban aumentar su poder al margen de la Iglesia y el emperador. Carlos V defiende la unidad religiosa de todos los europeos y busca el compromiso entre católicos y luteranos.

En 1545 se celebra el Concilio de Trento. Luteranos y católicos están invitados a asistir con la intención de acercar sus posturas y alcanzar algún tipo de acuerdo, pero los protestantes no asisten a la mayoría de las sesiones. El resultado de este concilio es la Contrarreforma, que debe afirmar el dogma de la Iglesia en toda Europa enfrentándose directamente con los protestantes.

Los príncipes protestantes, por su parte, fundaron la Liga de Esmalcalda para proteger sus intereses y luchar contra el Imperio de Carlos V y la contrarreforma católica.

Carlos V inicia la guerra contra los príncipes protestantes. En 1547 derrotó a las tropas de la Liga de Esmalcalda, pero esta victoria no sirvió para lograr la unidad religiosa ni para imponer su autoridad política.

En 1555, Carlos V firmó la Paz de Augsburgo y dividió el imperio en dos confesiones: católicos y protestantes. Así mismo, reconoce a los príncipes protestantes el derecho a imponer su religión a sus súbditos.

C. Conclusión

Carlos I gobernó Castilla, Navarra y Aragón siguiendo el modelo heredado de los Reyes Católicos. Respetó las instituciones que habían creado, potenciando y desarrollando algunas de ellas de una manera más compleja y burocrática. Mantiene los consejos, los secretarios del rey, los virreyes y los gobernadores. Con Carlos V comienza el período de esplendor político y militar del Imperio español en toda Europa.



No hay comentarios: